South Bulletin 80 (30 de junio de 2014)

El Centro del Sur organiza debates sobre la economía mundial, la OMC, los AAE y los DPI

El 19 de marzo de 2014 tuvo lugar en el Palacio de las Naciones en Ginebra la conferencia anual del Centro del Sur para examinar «El estado actual de la economía mundial y de las negociaciones multilaterales». La primera sesión de la conferencia se dedicó al análisis de la economía mundial y la segunda a la discusión de cuestiones sobre comercio y desarrollo y en particular, al estado de las negociaciones multilaterales.

Articulos del South Bulletin 80 disponibles en español:

La Junta y el Consejo de Representantes del Centro del Sur se reunieron en Ginebra

En marzo de 2014 el Centro del Sur organizó una serie de actividades en torno a la 32a reunión de la Junta y la XV reunión del Consejo de Representantes entre las que se destacan la recepción ofrecida a los Estados miembros y la organización de una conferencia sobre la situación de la economía mundial y el estado de las negociaciones multilaterales. También tuvieron lugar la presentación del libro The Third World in the Third Millennium CEThe Journey from Colonialism Towards Sovereign Equality and Justice del experto en asuntos comerciales, Chakravarthi Raghavan, y un seminario en homenaje a Gamani Corea, ex presidente de la Junta del Centro del Sur y su legado intelectual. El Centro del Sur aprovechó asimismo la ocasión para despedir a Deepak Nayyar, vice presidente de la Junta, al finalizar su mandato.


 

Reunión de la Junta y recepción

Bajo la dirección del presidente de la Junta del Centro del Sur, Benjamin William Mkapa, ex presidente de la República Unida de Tanzanía, la Junta del Centro celebró su 32a reunión los días 17 y 18 de marzo de 2014 en Ginebra. La Junta es el órgano encargado de examinar y aprobar el programa de trabajo y el presupuesto anual del Centro del Sur y de presentarlos al Consejo de Representantes de los Estados miembros del Centro del Sur, que constituye el órgano decisor más importante de la organización.

En su 32a reunión la Junta examinó el informe de las actividades realizadas por el Centro del Sur en 2013 y aprobó el programa de trabajo para 2014. También examinó el estatuto financiero del Centro, aprobó el presupuesto para 2014. Por su parte, el Consejo de Representantes eligió dos nuevos miembros. Se trata de Omar El-Arini (Egipto), ex oficial jefe del Fondo Multilateral para la aplicación del Protocolo de Montreal (FMPM) y actual asesor principal del Gobierno de Egipto para asuntos ambientales y miembro elegido de la Junta del Fondo Verde para el Clima en representación de África para el período 2014-2015 y de Yang Wenchang (China), presidente del Instituto del Pueblo Chino para las Relaciones Exteriores y comisionado del Ministerio de Relaciones Exteriores de China en la Región Administrativa Especial de Hong Kong, ex viceministro de Relaciones Exteriores de China entre 1998 y 2003 y ex embajador de China en Singapur. Se acordó igualmente prolongar otros tres años el periodo de Charles Soludo como miembro de la Junta.

La Comisaria de Comercio e Industria de la Unión Africana (UA), Fatima Haram Acyl, visitó el Centro del Sur durante la reunión de la Junta y expuso el punto de vista de la UA sobre el comercio. El Centro del Sur aprovechó la ocasión para manifestar su intención de fortalecer la cooperación con la UA.

El 17 de marzo, el Centro ofreció una recepción en sus instalaciones a la que asistieron los miembros de la Junta, numerosos embajadores y altos funcionarios de las misiones permanentes de los Estados miembros del Centro del Sur y de otros países en desarrollo y miembros de otras organizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales (ONG) con sede en Ginebra. Durante la recepción, el presidente Mkapa destacó la importancia crucial que tiene para el Centro del Sur el apoyo continuo de sus Estados miembros y de otros países en desarrollo y en particular, para el cumplimiento de su mandato de fomentar la solidaridad y la unidad Sur-Sur en el contexto mundial actual. El presidente Mkapa manifestó su reconocimiento por el trabajo de la Junta y de la Secretaría del Centro.

La Comisaria de Comercio e Industria de la UA también se dirigió a los participantes durante la recepción y afirmó que tras la liberalización del comercio en África ahora hay importantes batallas por librar en el ámbito económico y en especial, en el área del comercio. Dijo que África deberá afrontar situaciones muy difíciles como las negociaciones de los Acuerdos de Asociación Económica (AAE), de los tratados bilaterales de inversión, las negociaciones en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y las posteriores a Bali, y que como países en desarrollo deben permanecer unidos y demostrar su unión hablando con una sola voz, preguntarse cómo luchar y garantizar que se protejan sus intereses. También manifestó su gratitud por la ayuda que brinda el Centro del Sur tanto a la UA como a los países africanos y dijo que estos países están muy orgullosos del trabajo del Centro y quieren ampliar la cooperación a otras áreas como la minería, la inversión y los derechos de propiedad intelectual.

Durante la recepción tuvo lugar la presentación del libro The Third World in the Third Millennium CE, The Journey from Colonialism Towards Sovereign Equality and Justice de Chakravarthi Raghavan, editor emérito del  South-North Development Monitor (SUNS) y experto comercial.

Durante la recepción, el Centro del Sur tuvo unas palabras de reconocimiento y gratitud por los servicios de Deepak Nayyar como vicepresidente de la Junta, al finalizar su mandato. Nayyar fue durante nueve años miembro de la Junta del Centro del Sur y durante los últimos tres fungió de vicepresidente. El presidente Mkapa se refirió a la labor de Deepak Nayyar destacando su diligencia como miembro de la Junta y agradeció su gran aporte como vicepresidente. El presidente encomió también la excelente labor de Deepak Nayyar como responsable del Comité de Finanzas y destacó  sus cualidades intelectuales y sus reflexiones económicas y sociales sobre el Sur. Nayyar, por su parte, manifestó que su servicio en la Junta del Centro del Sur había sido fuente de inmensa alegría y satisfacción. Dijo además que, en retrospectiva, los últimos cinco años han sido increíbles ya que ha sido posible, gracias a un trabajo de equipo, recuperar la confianza en el Centro del Sur y que  se va con la satisfacción de saber que esta intitución se ha fortalecido.

El Centro también despidió y expresó su gratitud a otro miembro de la Junta, el ministro Li Zhaoxing, cuya labor fue igualmente importante para la Organización.

Reunión del Consejo de Representantes

La decimoquinta reunión del Consejo de Representantes de los Estados miembros del Centro del Sur tuvo lugar en horas de la tarde el 18 de marzo de 2014 en el Palacio de las Naciones y contó con la presencia de los embajadores y altos funcionarios de los Estados miembros. Fue presidida por el convocador del Consejo de Representantes, el embajador Abdul Minty de Sudáfrica.

El Consejo escuchó el informe sobre las actividades y la situación financiera del Centro del Sur presentado por el Martin Khor, director ejecutivo de la Secretaría del Centro. El convocador y el presidente de la Junta destacaron la importancia de que todos los Estados miembros sigan brindando apoyo financiero al Centro, al ser esta la mejor manera de fortalecer la capacidad del Centro de apoyar al Sur en numerosos foros multilaterales.

Numerosos representantes de los Estados miembros del Centro del Sur expresaron su reconocimiento por la labor del Centro y sus actividades durante 2013, en especial en lo que respecta a la asistencia brindada por el Centro a sus Estados miembros y a otros países en desarrollo en sus negociaciones con la OMC, la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM), así como sobre cuestiones relacionadas con la economía mundial, la crisis financiera mundial, el desarrollo sostenible, la salud y el derecho al desarrollo. Los representantes de los países miembros también agradecieron los trabajos de investigación producidos por el Centro y apreciaron su calidad, utilidad y capacidad de presentar la perspectiva de los países en desarrollo sobre cuestiones mundiales. Los Estados miembros también manifestaron su reconocimiento por la recuperación de la situación financiera del Centro que, como entre 2009 y 2012, presentó en 2013 un excedente del fondo de funcionamiento. Entre los Estados miembros cuyos representantes tomaron la palabra figuran: Argelia, Barbados, China, Cuba, Ecuador, Egipto, India, Indonesia, Irán (República Islámica del), Jamaica, Malasia, Pakistán, República Unida de Tanzanía, Sudáfrica, Venezuela (República Bolivariana de) y Zimbabwe.

Posteriormente, el presidente de la Junta sometió a consideración del Consejo de Representantes la extensión del segundo término de tres años de Charles Soludo como miembro de la Junta y la nominación por parte de la Junta de Omar-El Arini y Yang Wenchang como miembros de la Junta del Centro del Sur. El Consejo aprobó las propuestas por unanimidad.

La situación actual de la economía mundial y de las negociaciones multilaterales

Resumen de la conferencia anual del Centro del Sur para examinar «El estado actual de la economía mundial y de las negociaciones multilaterales» que tuvo lugoar el 19 de marzo de 2014 en el Palacio de las Naciones en Ginebra. (En español solo se presenta el discurso de apertura del Presidente de la Junta del Centro del Sur).

Por Kinda Mohammadieh, investigadora del Centro del Sur

Discurso de apertura de Benjamin W. Mkapa, presidente del Centro del Sur

En nombre del Centro del Sur, les doy la bienvenida a esta conferencia, que tiene lugar conjuntamente con las reuniones del Consejo de Representantes y de la Junta del Centro.

Los temas principales de la conferencia son la situación de la economía mundial, que será objeto de las discusiones de esta mañana, y el estado de las negociaciones multilaterales, a cuyo análisis dedicaremos la sesión de la tarde.

La elección de estas cuestiones refleja la convicción del Centro de que el análisis de las condiciones económicas mundiales y sus efectos sobre los países en desarrollo será de gran utilidad para los responsables de la formulación de políticas y dirigentes de nuestros países. Además, una de las tareas fundamentales del Centro del Sur es ayudar a los países en desarrollo a prepararse para las negociaciones multilaterales, por lo que es pertinente y oportuno analizar este tema.

Hemos reunido a varios eminentes expertos del Sur para tratar estas cuestiones y nos alegra mucho contar con la presencia de todos ustedes hoy para escuchar las opiniones del panel y contribuir a los debates.

La economía mundial no se ha recuperado de la crisis financiera de 2008. El Centro del Sur predijo en su momento la difícil situación que enfrentarían los países en desarrollo cuando las economías occidentales comenzaran a recuperarse y la realidad nos demuestra ahora que el Centro tenía razón.

En nuestra opinión, las políticas aplicadas por los países desarrollados en respuesta a la crisis no fueron adecuadas ni para sus propias economías ni para la economía mundial y están perjudicando ahora a los países en desarrollo. Por ejemplo, a causa de sus políticas de expansión monetaria entró a estos países una gran cantidad de capital especulativo. Este exceso de dinero creó problemas como la inflación, las burbujas de activos y la apreciación de los tipos de cambio que disminuyó la competitividad de sus exportaciones.

Los problemas de la retirada gradualde estas inyecciones de liquidez por parte de los Estados Unidos son flagrantes. Por una parte, provoca tanto la salida del capital de los países en desarrollo hacia los Estados Unidos y a Europa como la depreciación de las monedas, lo que dificulta aún más el servicio de la deuda externa. Por otra parte, los déficits en cuenta corriente de algunos países son cada vez mayores,  las perspectivas de los precios de los productos básicos son sombrías y el crecimiento del producto nacional bruto (PNB) ha disminuido.

Estamos impacientes por escuchar a nuestro economista jefe, así como a los numerosos expertos del primer panel. ¿Pueden hacer algo los países en desarrollo para lograr que los países desarrollados corrijan sus políticas? ¿Qué opciones tienen para defenderse los países en desarrollo si los países occidentales siguen aplicando políticas equivocadas? ¿De qué manera se verán afectados los países en desarrollo y qué pueden hacer?

Las discusiones del segundo panel son igualmente interesantes ya que actualmente tienen lugar negociaciones cruciales sobre el comercio, la propiedad intelectual, la agenda para el desarrollo después de 2015 y los objetivos de desarrollo sostenible. También participan expertos que hablarán sobre los resultados de la Novena Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) celebrada en Bali (Indonesia) y el programa para después de Bali.  Otros expertos hablarán sobre la cuestión de los productos básicos  y sobre el cambio climático desde el punto de vista de los pueblos indígenas.

En mi opinión, los Acuerdos de Asociación Económica (AAE) que la Unión Europea (UE) busca convencer a los países africanos de firmar es la cuestión más crítica que África tiene por delante en materia comercial y de negociaciones. De aceptarse el modelo de la UE los daños a nuestra agricultura, industria y a nuestras perspectivas de desarrollo serían muy graves. Los AAE también dificultarían e incluso harían imposible lograr la integración económica dentro del continente africano, que ha sido el sueño de nuestros dirigentes desde la independencia.

La reanudación de las negociaciones de la OMC en Ginebra trae consigo nuevas oportunidades, pero también nuevos peligros. El principio más importante es el respeto y la observancia de la dimensión y del objetivo de desarrollo del Programa de Doha para el Desarrollo no sólo de palabra sino también en la práctica. Es mejor seguir luchando por ello que rendirse ante los países desarrollados, solo porque queremos concluir las negociaciones.

El Centro del Sur ha trabajado mucho en las áreas de los objetivos de desarrollo sostenible y la agenda para el desarrollo después de 2015 y espero con interés escuchar la discusión sobre estos temas, así como sobre la cuestión de los productos básicos.

Deseo que los debates sean provechosos para todos y declaro abierta la conferencia. Muchas gracias.

Discurso de apertura de Benjamin W. Mkapa, presidente del Centro del Sur

En nombre del Centro del Sur, les doy la bienvenida a esta conferencia, que tiene lugar conjuntamente con las reuniones del Consejo de Representantes y de la Junta del Centro.

Los temas principales de la conferencia son la situación de la economía mundial, que será objeto de las discusiones de esta mañana, y el estado de las negociaciones multilaterales, a cuyo análisis dedicaremos la sesión de la tarde.

La elección de estas cuestiones refleja la convicción del Centro de que el análisis de las condiciones económicas mundiales y sus efectos sobre los países en desarrollo será de gran utilidad para los responsables de la formulación de políticas y dirigentes de nuestros países. Además, una de las tareas fundamentales del Centro del Sur es ayudar a los países en desarrollo a prepararse para las negociaciones multilaterales, por lo que es pertinente y oportuno analizar este tema.

Hemos reunido a varios eminentes expertos del Sur para tratar estas cuestiones y nos alegra mucho contar con la presencia de todos ustedes hoy para escuchar las opiniones del panel y contribuir a los debates.

La economía mundial no se ha recuperado de la crisis financiera de 2008. El Centro del Sur predijo en su momento la difícil situación que enfrentarían los países en desarrollo cuando las economías occidentales comenzaran a recuperarse y la realidad nos demuestra ahora que el Centro tenía razón.

En nuestra opinión, las políticas aplicadas por los países desarrollados en respuesta a la crisis no fueron adecuadas ni para sus propias economías ni para la economía mundial y están perjudicando ahora a los países en desarrollo. Por ejemplo, a causa de sus políticas de expansión monetaria entró a estos países una gran cantidad de capital especulativo. Este exceso de dinero creó problemas como la inflación, las burbujas de activos y la apreciación de los tipos de cambio que disminuyó la competitividad de sus exportaciones.

Los problemas de la retirada gradualde estas inyecciones de liquidez por parte de los Estados Unidos son flagrantes. Por una parte, provoca tanto la salida del capital de los países en desarrollo hacia los Estados Unidos y a Europa como la depreciación de las monedas, lo que dificulta aún más el servicio de la deuda externa. Por otra parte, los déficits en cuenta corriente de algunos países son cada vez mayores,  las perspectivas de los precios de los productos básicos son sombrías y el crecimiento del producto nacional bruto (PNB) ha disminuido.

Estamos impacientes por escuchar a nuestro economista jefe, así como a los numerosos expertos del primer panel. ¿Pueden hacer algo los países en desarrollo para lograr que los países desarrollados corrijan sus políticas? ¿Qué opciones tienen para defenderse los países en desarrollo si los países occidentales siguen aplicando políticas equivocadas? ¿De qué manera se verán afectados los países en desarrollo y qué pueden hacer?

Las discusiones del segundo panel son igualmente interesantes ya que actualmente tienen lugar negociaciones cruciales sobre el comercio, la propiedad intelectual, la agenda para el desarrollo después de 2015 y los objetivos de desarrollo sostenible. También participan expertos que hablarán sobre los resultados de la Novena Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) celebrada en Bali (Indonesia) y el programa para después de Bali.  Otros expertos hablarán sobre la cuestión de los productos básicos  y sobre el cambio climático desde el punto de vista de los pueblos indígenas.

En mi opinión, los Acuerdos de Asociación Económica (AAE) que la Unión Europea (UE) busca convencer a los países africanos de firmar es la cuestión más crítica que África tiene por delante en materia comercial y de negociaciones. De aceptarse el modelo de la UE los daños a nuestra agricultura, industria y a nuestras perspectivas de desarrollo serían muy graves. Los AAE también dificultarían e incluso harían imposible lograr la integración económica dentro del continente africano, que ha sido el sueño de nuestros dirigentes desde la independencia.

La reanudación de las negociaciones de la OMC en Ginebra trae consigo nuevas oportunidades, pero también nuevos peligros. El principio más importante es el respeto y la observancia de la dimensión y del objetivo de desarrollo del Programa de Doha para el Desarrollo no sólo de palabra sino también en la práctica. Es mejor seguir luchando por ello que rendirse ante los países desarrollados, solo porque queremos concluir las negociaciones.

El Centro del Sur ha trabajado mucho en las áreas de los objetivos de desarrollo sostenible y la agenda para el desarrollo después de 2015 y espero con interés escuchar la discusión sobre estos temas, así como sobre la cuestión de los productos básicos.

Deseo que los debates sean provechosos para todos y declaro abierta la conferencia. Muchas gracias.


0

Tu carrito