Documento de investigación 44- Mar. 2012

¿Se puede hablar de un extraordinario auge del Sur?

Este documento sostiene que el ritmo acelerado de crecimiento sin precedentes que han experimentado los países en desarrollo en el nuevo milenio, comparado con el de las economías avanzadas, no se debe tanto a las mejoras de los fundamentos subyacentes como a unas condiciones económicas mundiales favorables generadas por unas políticas insostenibles por parte de las economías avanzadas.

La única economía en desarrollo que ha tenido un efecto importante en las condiciones mundiales, sobre todo en los precios de los productos básicos, es China. Sin embargo, el crecimiento de China ha sido impulsado en primer lugar por una expansión rápida de las exportaciones a las economías avanzadas y, más recientemente, tras la crisis mundial, por un auge de la inversión. Ninguno de estos motores es repetible o sostenible a largo plazo.

Para mantener un crecimiento rápido, las economías asiáticas basadas en las exportaciones deben reducir su dependencia de los mercados extranjeros. Para los exportadores de productos básicos de América Latina y África, alcanzar una mayor autonomía y conseguir un crecimiento rápido y estable dependen de si logran reducir su dependencia de las corrientes de capital y de los ingresos percibidos por los productos básicos, que son las dos claves fundamentales de su crecimiento y están ampliamente fuera del control nacional.

Descargar


Etiquetas relacionadas: , , , , , , , ,

0

Tu carrito